Maria and the Stars of Nazca
   María y las Estrellas de Nazca
written by Anita Jepson-Gilbert
translated by Carmen A. Casis

Home

About The Book

See The Book

Hear The Book

Reviews

Endorsements

Media Coverage

To Buy the Book
Contact Us

English Foreword
Spanish Prólogo

The Nazca Lines

Maria Reiche

The Author
La Autora

The Translator
La Traductora

Author Visits

Resources

Marlene Bueno Panduro


PRÓLOGO

En Perú, Sudamérica se encuentra el secreto más bien guardado en plena luz del día. En las arenas de un desierto, no lejos del océano, dibujadas en tierra, se encuentran gigantes figuras de animales bordeadas por piedras pequeñas que no se pueden distinguir a nivel del suelo. No fue si no hasta los años de 1930 en adelante, cuando comenzaron los vuelos de aviones en esa área, que la gente se empezó a dar cuenta de estos dibujos gigantes tallados en el suelo del desierto. Una de las primeras personas en descubrir estos dibujos, o geoglíficos, fue una mujer alemana de nombre María Reiche, educada en matemáticas, geografía y astronomía.

La primera vez que María vió estas imágenes desde lo alto de un avión en vuelo, se propuso a investigar y descubrir cómo y por quien fueron hechas.En 1946 ella comenzó su estudio de por vida de estos dibujo y vivió sencillamente por 15 años al borde de ese desierto para observarlo cuidadosamente. Aquí estudió de cerca las figuras de una araña gigante, un mono de cola enroscada, una lagartija larga, un perro estirado de puntillas, una iguana sonriente y varios pájaros en diferentes poses—siempre con el propósito de determinar cómo fueron hechas y por qué razón y a qué debían su perfección en el diseño. Determinó que estas figuras fueron talladas en el desierto durante un largo período de tiempo, quizás mil años atrás, y que las últimas imágenes fueron grabadas a cerca del año 630. Como en esta región llueve muy poco, las líneas de los dibjos no desaparecieron al pasar del tiempo.

Por un período de cincuenta y dos años, María se dedicó a preservar estas misteriosas imágenes del desierto. Su contínua intervención con el gobierno peruano gestionando la protección de esta localidad resultó en que esta area fuera declarada como monumento histórico en el año de 1974 prohibiendo el manejo de automóviles o pasar por encima de estos dibujos caminando sobre ellos. Los peruanos destacarón a María como heroína en sus esfuerzos de preservar esta reliquia y la

Prólogo de María y las Estrellas de Nazca

premiaron proporcionandole una vivienda más adequada para conducir sus investigaciones. También le otorgaron ciudadanía peruana. Aún cuando nunca pudo probar conclusivamente cómo fueron hechas las líneas de estos dibujos o la razón de su creación, su teoría conectaba estas imágenes con las constelaciones de estrellas en el firmamento y la posición del sol en varias épocas del año.

En los últimos años de su vida María quedó casi ciega y su hermana vino de Alemania para asistirla.Finalmente en 1998, María murió en Nazca a la edad de 95 años. Todo Perú lamentó su muerte y otorgaron honores a su memoria en ceremonia pública por su descubriento de este tesoro secreto del desierto de Nazca y por haber dedicado su vida para preservarlo como patrimonio para las generaciones futuras.